4 pensamientos en “Muerte a Julien

  1. Ostias, qué interesante, ¿no? Las opciones para no ser un “hombre malo” (un hombre a secas, dejémonos de caretas) son 1) aprender un baile que puede directamente repugnarte, como es mi caso, incluso aunque además no bailes una mierda o 2) mirar y sonreír bobalicónamente mientras otro tipo se arrima con sabrosura, con esa falsa, hipócrita actitud de “todo es muy inocente y muy normal y aquí no pasa nada”. ¿Bailar con otros? Vamos, no jodas, ¡cómo si eso tuviera algún trasfondo sexual! ¿El baile? Por Dios, hombre, que somos todos muy modernos y vemos muchas series. No me seas carca. Bailarines profesionales somos.

    Le deseo al tal Julien que aprenda, yo qué sé, tango, y se dedique inocentemente a bailar con otras. Todo inocente que-te-cagas, normal y moderno. Al fin y al cabo todos sabemos que bailar salsa –joder, qué basura– es una necesidad esencial del ser humano. Como para negársela a alguien. Jodido tirano…

    El tal Julien, un “hombre malo” (un hombre, dejémonos de medias tintas). La supuesta damnificada, una lista, por no escribir otra cosa.

    Bonito montón de basura el que habéis reunido aquí. Dice mucho de nuestra sociedad que este tipo de mierdas, completamente rutinarias, sean impensables en sentido opuesto. Vivimos tiempos maravillosos. Aprovechad, porque no van a durar para siempre. Eso garantizado.

    Y encima, todo inventado.

    • Justamente, que el tal Julien se dedique a bailar Tango. 🙂 Bailar es muy necesario para mucha gente. Tan necesario como el aire y la comida. Habrá hombres, supongo, que bailarán tango o salsa y tendrán novias celosas que no quieren bailar porque sus articulaciones no se mueven con gracia y que se pondrán tambien mal cuando lo vean al señor abrazado a una cintura ajena. El hecho está, en ambos casos, varón y mujer… recordar que es sólo danza. Y que vuelve a casa. Y que la cintura que abraza sin ropa es la de una o la de uno.
      Es tan necesario bailar. Y si amas a alguien, al verle la sonrisa placentera de la danza… deberías ser feliz. Y si. Julien, hombre malo que no me deja bailar y ser feliz.
      Todo inventado, también deberás tener algún pasatiempo que a tu novia no le guste. Pensá si te deja ir, feliz de tu felicidad. O tenés que estar obligado a estar en casa, mirandola tejer calceta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s